sábado, 31 de diciembre de 2016

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!




Como cada año, éste también hemos llegado a estas fechas navideñas donde la generosidad, la ilusión, los sueños y sobre todo la comida son cosas habituales. En navidades llegan las reuniones familiares, ver a los viejos amigos, la ilusión de los regalos... (Traducción: Estrés, borrachera, colas...) o quizás se prefiera pasar la navidad en una playa de arena blanca, tomando el sol con un mojito en la mano (Traducción: Paz, tranquilidad, borrachera). Paséis como paséis la navidad, yo os deseo



- Hola cariño, ¿Qué haces? - Dice mientras me da un beso.
- Nada, aquí, escribiendo una felicitación navideña para el blog. ¿Y los niños?
- Los he dejado en casa de los abuelos. - Dice mientras se acerca, me abraza por la espalda y empieza a besarme el cuello.
- Ahora no, tengo que terminar esto. - Le regaño, pero él no cede en su empeño y termino sucumbiendo a sus caricias.

SIETE DÍAS MÁS TARDE...

- ¿Al final que has pensado en hacer para la cena? – Le pregunto con curiosidad, después de estar toda la semana escuchando como cambiaba de opinión cada dos segundos.
- Pues, he encontrado la receta perfecta, así que voy a hacer solomillo relleno. – Me contesta, sin poder contener la emoción.
- A, ¿sí? ¿Y de dónde has sacado la receta?
- De un blog de cocina que me recomendó…
-¡¡¡MIERDA, MIERDA, MIERDA!!! – Grito, mientras corro hacia el ordenador, ignorando por completo lo que me está contando.
- ¿Qué pasa? - Me pregunta con preocupación.
-Se me olvidó.
- ¿El qué? - pregunta extrañado.
-Escribir en el blog la felicitación de navidad. Es culpa tuya por distraerme. – le reprocho.
- Cariño, a estas alturas ya deberían de saber que tu primer nombre es desastre. – Me da un beso en la cabeza y se aleja riéndose a carcajadas. – Felicítales el año nuevo. – Le oigo decir a lo lejos.

Deseo de todo corazón que terminéis el año felices y que lo peor del año que viene sea igual a lo mejor de este año (Sí lo sé, he tirado de un tópico). Y brindar todos, porque vuestros sueños, en esta mágica noche, se hagan realidad. (Siiiiiiiii, que eso es una canción. Pero ¿Qué queréis? Mi cerebro este año ya no da para más. Os dejó la canción abajo, para que os de alegría y bailéis un poco). ¡A! y casi se me olvida.

FELIZ AÑO NUEVO




2 comentarios:

  1. Jajaja no hay nada como acabar el año con una sonrisa.
    Feliz 2017.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar