viernes, 3 de julio de 2015

LA VERDAD OCULTA: CASO AMILOTX DANTZA TALDEA



Hoy volvemos a este programa con algo escalofriante, algo sumamente impactante, algo que hará que tus horas de ocio ya no sean lo mismo, algo tan terrible que se meterá en vuestras conciencias impidiendo disfrutar de cualquier espectáculo. Indagaremos en las entrañas de un grupo de baile para demostrar que la cultura es un negocio con un alto precio (no por el 21% de iva), que a veces incluso se paga con la vida. ¿Qué se oculta tras las actuaciones anuales? ¿En que condiciones viven los dantzaris? ¿Se trata de una nueva forma de explotación/esclavitud? ¿Qué papel juega la droga? ¿Quién está detrás de todo este negocio? Les desvelaremos todas estas incógnitas y más.

Buenas noches y bienvenidos a La Verdad Oculta, esta noche el Caso Amilotx Dantza Taldea. Empecemos.


Entramos el la pagina web de este grupo para recabar información sobre Amilotx, que es al parecer (o eso nos quieren hacer creer) un grupo de danza tradicional vasco creado en el año 2003. Se definen como “Grupo de baile, creado por dantzaris”, algo que ya resulta muy sospechoso. También ofrecen información adicional sobre sus objetivos “El objetivo de nuestro grupo de baile es guardar y difundir la cultura y folclore del País Vasco y por tanto, suele representar espectáculos basados en la danza tradicional”, si se lee prestando nula atención, incluso podría llegar a pasar por un grupo cultural cualquiera. Continuamos con la lectura y encontramos los primeros indicios de actividad sospechosa “Aunque la actividad principal de Amilotx Dantza Taldea sea actuar y bailar en diversos tipos de eventos, también organiza otro tipo de actividades” ¿Cuáles son esas otras actividades a las que se refieren? En la parte inferior de la página web, nos encontramos con un logotipo que podría pertenecer perfectamente a cualquier secta y que usan para captar nuevos adeptos recordando a los miembros que no tienen escapatoria “NO SOMOS NADA SIN DANZAS”.

Para recabar más información viajamos al humilde pueblo de buenas gentes donde esta organización tiene su letal sede, moviéndose como Pedro Picapiedra por su casa.  Preguntamos por la calle, la gente evita nuestras preguntas y los que no lo hacen procuran decir cosas positivas acerca del tema “Son chavales y chavalas muy majos, muy buenas personas y bailan exquisitamente bien, a su lado el ballet ruso es… como decirlo sin ofender a nadie… basura” en estas declaraciones nos muestran el miedo que le tienen a hablar, cuando intentamos hacerles alguna pregunta comprometida huyen de nosotros despavoridos. Tras varios milenios buscando a alguien que de un testimonio verídico, encontramos a un valiente señorito que nos cuenta la historia con trazas de realidad “Amilotx es como una secta tío, esos comen el coco a la peñita toa guapa y luego no hay tron que salga de eso ¿Me entiendes tronco?”. Le pedimos que desarrolle su respuesta y él lo hace con sumo gusto  “Haber si me entiendes pavo, es como en el cuento este de los hermanos… como se llamaba… da igual, el cuento este de los hermanos huérfanos que van paseando por el bosque y se encuentran con una pava tope mala con una casa de dulces, pos con éstos pasa lo mismo, les engañan diciendo que es baile y luego ¡¡¡BOOM!!! Y ya tienen que quedarse allí forever and ever”, para terminar el testimonio nos hace una terrorífica confesión “Mira tronco, que a mí ni me va ni me viene, pero he oído hablar incluso de latigazos”.

Amilotx, cada año, suele realizar un gran espectáculo de danza que suele hacer enloquecer al mundo. Las personas suelen acampar durante meses para conseguir una entrada inexistente, algo que ni Justin Biber logra. Conseguimos que uno de los dantzaris haga un hueco en su apretadísima agenda, que lleva en el bolsillo trasero de su pantalón pitillo, para concedernos una entrevista. Nos cuenta que son un grupo muy unido “Todos nos llevamos genial la verdad, somos muy amigos. Siempre están los típicos roces sin importancia, pero nada más”. Le preguntamos sobre los ensayos “Los ensayos los hacemos todos juntos, suelen ser muy divertidos y amenos” al insinuar que pueden llegar a ser una nueva forma de esclavitud moderna lo niega todo “Que va… Es verdad que a medida que la gran actuación se acerca los ensayos se intensifican un poco mucho, pero no somos nada sin danza así que tampoco nos importa”.  Miles de millones de pesos pasan cada año por manos de esta horrenda organización pero el dantzari nos explica que ellos no cobran nada por actuar “Nosotros bailamos por amor al arte. Supongo que el dinero se lo queda el grupo para los gastos, no lo se en realidad”. Le comentamos sobre los rumores que circulan acerca de la imposibilidad de salir del grupo “La gente habla demasiado sobre cosas que no conocen, la tripulación puede abandonar el barco cuando le de la gana” nos dice con un todo enfadado pero aun sonriendo. Al preguntarle cual es el papel que tiene la droga en todo esto, se niega a proseguir con la entrevista alegando que no está dispuesto a escuchar más chorradas.

Nuestro equipo de redacción descubre que existe un individuo en el sistema de protección de testigos de FBI, que fue miembro de este grupo. Después de varios intentos y de viajar a través de 150 países diferentes conseguimos una entrevista con él, en la que nos narra una realidad escalofriante. “Mi pasión es bailar y por ello estuve dentro del grupo Amilotx 5 siglos, pero llegó un punto en el que me di cuenta de que eso no era natural, el nivel supremo y el ritmo extremo al que nos obligaban a someternos hacia que nuestra salud se viese gravemente perjudicada”. Nos cuenta los tremendos problemas que tuvo a la hora de salir del grupo “Cuando les dije que me iba se entristecieron pero yo pensé que se lo habían tomado cordialmente. Luego descubrí que nadie puede salir de ese mundo. Pronto empezaron las llamadas para quedar con ellos, los mensajes de invitación a las actuaciones, salía a la calle en fiestas y allí estaban ellos bailando y así mil cosas más. Al final no pude soportar tal acoso y tuve que pedir ayuda” nos cuenta entre lagrimas. Tras una breve pausa para que tomase aliento le pedimos que nos hable sobre la droga “Lo de la droga es algo terrible. Todos y cada uno de los miembros del grupo acaban cayendo en ella, sino seria imposible mantener el ritmo al que se ven sometidos. Tarde o temprano todos caen entre las garras de una de la más letales drogas, el café.”.

Para vivir de cerca este fenómeno decidimos acudir a la gran actuación anual de la que todos hablan. Millones de personas abarrotan la plaza en la que se celebra. Nos impresiona la felicidad y alegría con la que ven el espectáculo de baile que ofrece Amilotx Dantza Taldea, sin ser conscientes de la realidad que hoy les hemos desvelado.

Sin la exactitud de saber cual será el siguiente movimiento y hasta donde llegan los hilos de este infame grupo de danza, nos despedimos hasta el próximo programa. Buenas noches y muchas gracias por seguir con nosotros otro día más.

3 comentarios:

  1. No he comentado nada hasta ahora, pero sabes que lo he compartido con todo el mundo para que puedan leerlo...por algo será

    Por cierto, hubo gente que me dijo que le gusto mucho

    ResponderEliminar
  2. La gente dice muchas tonterías...

    ResponderEliminar