martes, 31 de enero de 2017

LA ÚLTIMA ESTACIÓN



Dice una teoría del apoyo social, que la vida es como viajar en un tren en el cual entra y sale gente. Las personas, las más importantes, se sitúan cerca de nosotros y otras no tanto. Cuando experimentamos un suceso vital, llegamos a una estación y en ésta, algunos viajeros bajan y suben otros nuevos. Cada tren es diferente, con distintos seres humanos y estaciones. Aunque en la realidad una persona no pueda estar en dos sitios a la vez, sí que puede estar en más de uno de esos trenes con vagones repletos.